Fumigación contra el Aedes Aegypti en los Barrios de la Ruta 18

Como estaba previsto, se realizó en la tarde del miércoles 3 de febrero en los Barrios Tierra de Sueños, La Carolina y Arbilla I. Se va a continuar con las tareas programadas en la zona. 

Recordemos que en forma programada se realizan de este a oeste. Comenzó en el Bajo Paraná, para seguir en el casco histórico y los Barrios de Monte Flores y la ruta 18. Se completará toda la jurisdicción y evaluará luego los pasos a seguir.

La desinfección, con la fumigadora comprada por la Comuna para la tarea, está destinada a controlar el “probable foco”, es decir a la eliminación en forma rápida de mosquitos y criaderos. El mecanismo de bloqueo de ese probable foco es en coordinación con autoridades comunales en concordancia con lo establecido por Control de Vectores de la Provincia. Se informa a la población, y pide, no alarmarse ante el paso del equipo de trabajo.

Dengue: El dengue es una afección viral aguda que puede afectar a personas de cualquier edad, siendo más susceptibles los niños y las personas mayores. El agente transmisor es el mosquito Aedes Aegypti. Es una enfermedad eminentemente urbana que se manifiesta como fiebre del dengue (enfermedad de tipo gripal, rara vez causal de muerte) o como fiebre hemorrágica del dengue (enfermedad más grave que puede ocasionar hemorragias y hasta la muerte).

Prevención:

  1. Cambiar con frecuencia el agua de jarrones, floreros, peceras y bebederos de mascotas.
  2. Despejar las canaletas y recodos para que fluya el agua de lluvia.
  3. Impedir que los recipientes en uso acumulen agua.
  4. Mantener boca abajo los recipientes que no se utilicen.
  5. Desechar los objetos inservibles capaces de acumular agua de lluvia (neumáticos viejos, latas, botellas, juguetes, frascos).
  6. Usar telas mosquiteras, pastillas, repelentes, espirales de baja toxicidad.
  7. En piletas y piletines que se encuentran al aire libre, cepillar las paredes en el espacio que se encuentra entre el agua y el borde; y usar larvicidas una vez por semana.
  8. Mantener destapados y limpios los desagües de los techos.
  9. Mantener tapados los tanques de agua de las viviendas.
  10. En lo posible usar camisas de manga larga y pantalones largos.

DESCACHARRADO: La acción para evitar un inicio o rebrote de dengue. Es importante destacar que la provincia de Santa Fe ha registrado, a comienzos del año 2009, su primer brote de dengue, y su segundo brote, en 2011, con casos autóctonos (persona picada por un mosquito infectado, que habita en cercanías de su entorno), en algunas localidades. Al llegar la época de otoño-invierno y con ello las bajas temperaturas se dieron la inactivación del ciclo evolutivo del Aedes aegiypti, en lo que respecta a la larva, pupa y adulto. Pero hubo mosquitos hembras que alcanzaron a poner sus huevos. Estos huevos, pueden sobrevivir largos períodos en estado latente, dándose un proceso de disecación paulatino. Cuando las condiciones de temperatura y humedad son las adecuadas, (cerca de la primavera) dichos huevos eclosionan y nacen nuevos adultos. Si la hembra que colocó estos huevos estaba infectada de dengue, existe la probabilidad de transmitir esa viralidad al huevo, y con ello nacer mosquitos ya infectados. 

Es decir que debemos tener en cuenta que la resistencia en el ciclo evolutivo del Aedes aegypti está en el huevo. El por qué de esta afirmación: a) El huevo no se destruye por fumigación, ni cloración, ni disecación. b) Cuando las temperaturas son bajas y la humedad no es la adecuada, el huevo puede sobrevivir por más de 7 meses, en estado latente. c) Si la hembra estaba infectada, puede transmitir la carga viral al huevo, naciendo, de una temporada a otra, mosquitos infectados.

Ahora nos encontramos en época de verano, y con ello, las altas temperaturas y lluvias intermitentes aceleran la reproducción del mosquito. Lo importante es que no debemos esperar hasta tener un nuevo rebrote de dengue para comenzar a actuar. Se hace necesario emprender la tarea de descacharrado intensivo de todo espacio que pueda albergar criaderos, de inmediato.

Se denomina “descacharrado” a la acción de eliminar cuanto cacharro o depósito de agua haya en los patios de las casas, y en su interior, con el fin de reducir al mínimo los posibles criaderos de mosquitos y de terminar con los huevos que pudieron haber quedado depositados en esos recipientes, en la temporada anterior.

Esta acción implica lograr tener el “patio limpio”, e incluye tener un manejo adecuado de los recipientes que van a contener agua, como eliminar aquellos en desuso. Básicamente: a) Los recipientes que se utilizan deben permanecer vacíos, boca abajo y antes de volver a usarlos, deben ser cepillados, para desprender los posibles huevos. b) Los recipientes que contengan agua deben estar herméticamente tapados. c) Los recipientes u otros objetos que puedan contener agua y no se utilizan deben ser eliminados dejando el patio limpio de posibles criaderos.

Esta acción de “descacharrado” debe ser conjunta, mancomunada, con la suma de voluntades de diferentes instituciones, debe involucrar a los habitantes de toda la localidad, debe ir acompañada de información acerca, no sólo del descacharrado, sino de todo lo concerniente a la enfermedad y sus riesgos.

Share